GET SOCIAL WITH US
lonelyenthecinema

Lonely Trooper

El carismático y celebre Lonely Trooper irrumpió la escena de Instagram con humor y acidez de primera categoría. El solitario mas cool de la red vintage nos cuenta sus orígenes.

Lonely Arrival

Ahí estaba yo, en mi nave, preguntándome ¿Por qué al Maestro Windu le había tocado el lightsaber morado? Cuando escuché en mi transmisor -¡Ejecuten la orden 66”!- ¿La 66?- me pregunté, existían 150 órdenes de contingencia, -¿Cómo esperaban que recordara precisamente la 66?- Así que no le presté mucha atención y me dispuse a hacer lo único me mantenía entretenido desde que dejé Kamino, cazar Jedis secretamente. Encendí el piloto automático y lo direccioné hacia el sistema más cercano, la suerte me sonreía, habían rastros del viejo Yoda. Pero cuando llegué él había huido y ya solo quedaban Wookiees que decidieron, por su inteligencia disminuida, dispararle a mi nave republicana sin razón aparente. Logré huir con uno de mis propulsores dañado así que necesitaba un planeta con atmósfera habitable que pudiera proveerme repuestos, era el tercer planeta de un sistema solar no muy lejano a Cato Neimoidia, fue un largo viaje. Cuando aterricé supe que mi vieja nave no iba a ser de mucha ayuda así que la cambié por dinero metálico con la esperanza de poder conseguir un nuevo transporte, puedo decir con seguridad, que ese fue el peor error de mi vida.
Cada día en este planeta me hacía comprender que nunca conseguiría una nave y que nunca iba a salir de aquí, lo peor de todo es que ya había recordado lo que la “Orden 66” significaba básicamente: eliminar Jedis porque atentan contra la república. Avergonzado, me resigné a quedarme en este planeta.
El anuncio era perfecto, “¡Por motivo de viaje! Departamento con vista al parque, bailoterapia gratis los miércoles, dos dormitorios, un baño, sala, comedor, cocina.” Compartirlo con alguien era la solución perfecta, dividiríamos gastos y tendría compañía, un ganar – ganar clásico. Puse anuncios por todos los lugares que parecían concurridos, y de esa forma conocí a los especímenes más raros. Por ejemplo Fanny, hembra, protectora de animales, 97% humana 3% wookiee (lo deduje por sus axilas) quien no duró mucho tiempo aquí. Una noche discutimos sobre las propiedades rejuvenecedoras de la carne de foca bebé y jamás volví a verla.
Ó Como olvidar a Eva, una rebelde refugiada que actualmente trabajaba de secretaria, ella tenía la mitad de cabello sobre su cabeza y la otra mitad atrapada en la rejilla de la ducha, nos llevábamos bien, hasta que un día mientras me enseñaba a jugar bingo, una de aquellas bolitas marcó “O – 66“ entonces tuve que deshacerme de ella.
Luego vino Cornelio, macho, desempleado, carente de cuatro piezas dentales, a quién consideraba un amigo, pero una noche cuando regresé descubrí que se había llevado todo, incluido mi centro de mesa con la cabeza del maestro Ki-Adi-Mundi. Perdí la esperanza, y no en el planeta o sus especímenes genéticamente inferiores sino en la posibilidad de escapar y con eso cumplir el objetivo por el cual fui creado: alcanzar la gloria en campos de batalla intergalácticos.
Ahora soy parte de un cotidiano extraño y hostil, me adapto al medio y trato de que este se adapte a mí. En un DVD pirata que dejó Fanny un tal Tyler Durden, dice: “It’s only after we’ve lost everything that we’re free to do anything”, y yo estoy en ese punto, no tengo nada excepto mucho tiempo libre.

 

trooper loves me trooper salchipapa steal

 

Agradecemos su galante presencia en @lamotoradigital para posar en la portada del mes de agosto.

 

lonelyportada

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.